Tratamientos

Qi Gong

El Qigong es un entrenamiento o ejercicio que regula la mente y la respiración para controlar o promover el flujo de energía-Qi, mejorar la salud y calmar la mente. Puesto que Qi juega un papel importante en los procesos vitales del cuerpo humano, la regulación de la respiracion y el flujo de Qi es por lo tanto utilizado para preservar la salud y tratar muchas enfermedades.

 

Existe una diferencia entre Qigong y otras formas de ejercicio físico en general. Mientras que el ejercicio físico está destinado a la construcción de la salud o la restauración de la función física a través de mejorar la fuerza, el Qigong se centra en la movilización de las potencialidades funcionales mediante la regulación de la mente a través de la respiración y el flujo de energía.

 

En otras palabras, el ejercicio físico trabaja fundamentalmente en el aspecto somático, mientras que el Qigong ayuda a equilibrar la mente, el espíritu, las emociones y el cuerpo. Otra diferencia importante entre el ejercicio físico y el Qigong es que el ejercicio físico consume energía usando los músculos y fortaleciéndolos y con aceleración de los latidos del corazón y la respiración (como en los aerobicos), mientras que el Qigong son movimientos suaves, lentos que regulan la respiración, equilibran las emociones, y nutren la energía del cuerpo.

 

El Qigong puede ser practicado mientras la persona está sentada, caminando, parada o acostada sobre la espalda o de lado. El requerimiento básico es estar confortable y relajado/a.